351. Los árboles



Hablan poco los árboles, se sabe.
Pasan la vida entera meditando
y moviendo sus ramas.
Basta mirarlos en otoño
cuando se juntan en los parques:
sólo conversan los más viejos,
los que reparten las nubes y los pájaros,
pero su voz se pierde entre las hojas
y muy poco nos llega, casi nada.
Es difícil llenar un breve libro
con pensamientos de árboles.
Todo en ellos es vago, fragmentario.
Hoy, por ejemplo, al escuchar el grito
de un tordo negro, ya en camino a casa,
grito final de quien no aguarda otro verano,
comprendí que en su voz hablaba un árbol,
uno de tantos,
pero no sé qué hacer con ese grito,
no sé cómo anotarlo.

Eugenio Montejo (Venezuela, 1938-2008)

4 comentarios:

Maria Elena dijo...

Qué triste, Juan...

Un abrazo con árboles

Anónimo dijo...

Los árboles, los árboles, los árboles...

(triste, muy triste tarde de viernes)


jc.méndez guédez

Vivian dijo...

Ahora sí es verdad que se han quedado callados los árboles...

marcelo dijo...

impresionante, querido JC.
No conocía a este bueno de Eugenio Montejo.
Abrazo,
M

©El cuaderno de Taganga, 2005, 2006, 2007, 2008
Free counter and web stats BlogalaxiaDirectorio de Blogs de Venezuelawww.spaniards.esBitacoras.com
directorio de weblogs. bitadir
Aumenta el tráfico de tu blogDirectorio de blogsGuia de viajeThe House Of Blogs, directorio de blogsAdd to Technorati FavoritesArtArtist Blogs - BlogCatalog Blog Directory
wonderonesdirectoriox